lainformacion.comViajes

Practicopedia > Categorías > Viajes > Destinos > Cómo visitar Hungría

Cómo visitar Hungría

Guía básica para conocer este país del este de Europa

visitar_hungria.jpg
El parlamento húngaro es de obligada visita si se visita Budapest. FOTO: © Remzi1977 | Dreamstime.com

01/09/2009 por: Travelbox

Su área geográfica apenas llega a los 100.000 km2. Su idioma no se habla en ningún otro lugar del mundo. Sus canciones folclóricas no se asemejan a las de ningún otro país del mundo. Así es Hungría, un país centroeuropeo con un marcado carácter histórico.

  1. 1 Un patrimonio cultural de inigualable calidad.

    Aún a pesar de haber sido víctima y testigo de algunos de los eventos históricos de mayor virulencia, Hungría ha conseguido preservar un patrimonio artístico y cultural que atrae a gente de todas las partes del mundo. Un buen ejemplo es su capital, Budapest, ‘la Perla del Danubio’, que la UNESCO declaró lugar Patrimonio de la Humanidad.

  2. 2 Disfruta de sus aguas termales.

    Tras Islandia, Hungría dispone de la mayor reserva mundial de aguas termales en superficie, compuesta por cientos de manantiales que ayudan a miles de personas a recuperarse de sus dolencias. El lago Balatón, el más extenso de Europa Central, es un lugar perfecto para realizar una escapada en familia con niños pequeños, así como para aficionados a la navegación e incluso para los amantes de la playa.

  3. 3 Conoce el norte de Hungría.

    Menos conocido que Budapest y sus alrededores y que la zona del lago Balaton, el norte de Hungría ofrece suficientes sorpresas como para que merezca la pena dedicarle un cierto tiempo. En el recorrido por esta región descubriremos ciudades y fortalezas de gran belleza y larga historia, como Eger y Sárospatak, o deslumbrantes fenómenos naturales, como las cuevas de estalactitas de Aggtelek, declaradas Patrimonio de la Humanidad. También nos toparemos con enormes valles de viñedos, donde se consigue el tokaj, uno de los mejores vinos del mundo. Otra constante son los pequeños pueblecitos anclados en el tiempo, como Hollókő, declarado, al igual que Budapest, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  4. 4 El punto más alto del país: el Kékestető.

    En esta región se encuentra el punto más alto de Hungría, el Kékestető, situado a 1014 metros de altitud. Las vistas que se pueden disfrutar desde este alto él -lo ideal es subir a la torre de comunicaciones, donde hay un buen mirador- son espectaculares: paisajes con colinas cubiertas de bosques y valles entre medias por los que discurren calmadamente ríos y arroyos, campos de vides y praderas cubiertas de lavanda. Despuntando en medio de este espectacular paisaje descubrimos antiguos campanarios y pequeños pueblos que aún conservan sus tradiciones seculares. Recorriendo este lugar aparecerán acogedoras ermitas y también monumentales catedrales, hoteles de lujo y cómodas casas rurales, ruinas de castillos medievales y suntuosos palacios barrocos, aguas termales y enormes rebaños de hermosos caballos. El viaje hacia la parte más occidental del norte permitirá visitar Vác, ‘la ciudad de las iglesias’, una de las perlas de los meandros del Danubio.

  5. 5 La región de Börzsöny.

    Cerca de allí encontramos las impresionantes montañas del Börzsöny, aún intactas después de miles de millones de años y tremendamente bellas aún a pesar de no sobrepasar los 1000 metros de altitud. También encontramos las colinas de Cserhát, anchas, fértiles y muy pobladas. A los habitantes de esta región se les denomina palóc y su origen no resulta claro para los etnógrafos, ignorándose si son anteriores a los magiares o un colectivo de esta etnia que ha mantenido su dialecto y costumbres propias, influidos por la cultura eslovaca. Una buena muestra de su artesanía, vestidos y tradiciones se ofrece en el museo palóc de Balassagyarmat, en la frontera con Eslovaquia.

  6. 6 El pueblo de Hollókő.

    Pero mejor que los museos es la vida al natural y, no muy lejos de Balassgyarmat, se encuentra la verdadera patria de los palóc: Hollókő. De camino, se pasa por Szécsény, con una iglesia de estilo barroco, un antiguo castillo y el palacio Forgách. Pero la ciudad tiene sobre todo un cierto valor histórico, ya que aquí se constituyó el Parlamento húngaro en 1705, cuando la Confederación de Territorios de Hungría, eligió como su dirigentes al príncipe Ferenc Rákóczi.

También te puede interesar

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 01/09/2009 por:

Artículos relacionados

Videos relacionados